Google mi negocio – Ganando en visibilidad y aumentando las ventas

by:

InternetNegociosSin categoría

En una gran ciudad donde existen numerosos negocios de un mismo tipo ¿Cómo puede alguien, que busca un producto, conseguir la mejor oferta? Una forma es acercarse a los que tiene más cerca y escoge entre ellos. Sin embargo, eso no significa que haya ejecutado su opción óptima.

Los negocios grandes se establecen dónde hallan espacio de almacenamiento, exhibición y también de aparcamiento para los clientes. En general estos ofrecen variedad, cantidad y calidad; es decir, que si el cliente se limita a escoger entre las tiendas cercanas a su domicilio, corre el riesgo de no estar haciendo lo mejor.

En una sociedad fuertemente conectada, a través de Internet, hoy se tiene la posibilidad de poner en google mi negocio, con lo que se gana en visibilidad. Así, cualquier persona que haga una búsqueda desde su dispositivo electrónico conseguirá todas las opciones disponibles aunque no estén cerca. Y por el mismo camino podrá revisar las existencias, variedad de precios y establecer los contactos para realizar la compra o hacerla de una vez.

La presencia de un establecimiento comercial en la web puede ser solo visual e informativa, pero en definitiva es cada día más activa. Las posibilidades de realizar negocios se potencian al disponer de sistemas de pago directo e interacción personal o electrónica.

Aún existen empresarios que no se encuentran en las redes sociales. Estas son personas que están dejando de ganar dinero por ser prácticamente invisibles, con el alcance propio del siglo pasado. Y es que hacer destacar las tiendas en el ciberespacio equivale a dar un salto cuántico en lo referido a las ventas.

Las herramientas que Google pone a la disposición para controlar esa exposición son gratuitas. No obstante, vale la pena encontrar una empresa especializada en publicidad que se encargue de optimizar los parámetros de la inversión. De ese modo, se habrá tomado la decisión más inteligente en función de una sana economía.

Deja un comentario