Las residencias universitarias más emblemáticas del cine

Las residencias universitarias son un escenario filmográfico mucho más recurrente de lo que pensamos. Las películas de adolescentes sobre todo, ambientadas en los primeros años de universidad son todo un género que ha dado títulos que marcaron a cada generación, siendo capaces muchos de los espectadores de identificarse con alguno de los roles representados entre los pasillos de estos rincones tan imprescindibles en la vida de todo joven. ¿Cuáles son las residencias universitarias más remarcables del séptimo arte?

Harvard

Pese a no ser una residencia ficticia, los dormitorios destinados a acoger estudiantes de la que probablemente sea la más reputada universidad a nivel mundial (con permiso de Oxford), han servido como escenario a más de una película de ambiente estudiantil, sobre todo si recrean la vida de personajes ilustres que hayan pasado por sus habitaciones, como es el caso de la recreación de la vida de Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, cuyos primeros prototipos se realizaron entre las cuatro paredes de esta localización que tan bien se refleja en la película “La Red Social”, de 2010 dirigida por David Fincher y protagonizada por Jesse Eisenberg en el papel del magnate de la comunicación social.

Hogwarts

Ahora sí nos adentramos en la ficción de pleno, con un imaginario ideado de la nada por la excelente J.K. Rowling a la hora de relatar las aventuras y desventuras del mago más famoso de la literatura.

Así, en las tramas tanto filmadas como narradas de las aventuras de Harry Potter, cobran especial protagonismo las sucedidas entre las habitaciones de la escuela de magia, a la que el joven Potter se ve destinado a acudir como aprendiz.

Southern Atlantic

Estrenada en Estados Unidos bajo el nombre de su protagonista (Sydney White), en la película de Amanda Byrnes, “Una Novata en un Cuento de Hadas” (2007), se nos narra las aventuras de la vida de una recién llegada a la residencia de Southern Atlantic, donde tiene encomendado dirigir la fraternidad de su madre recientemente fallecida.

Tras descubrir que la disciplina y el respeto brilla por su ausencia, Sydney se ayuda de siete “inadaptadas” para conseguir la igualdad de derechos de todos los estudiantes, por encima de la dictadura de los “populares”.

Academia Welton

Así, simplemente por el nombre, quizás no se nos venga a la cabeza a qué película pertenecen las habitaciones de la Academia Welton pese a que tienen una vital importancia dentro de la trama. Ahora, si decimos que es la residencia y escuela donde tiene lugar “EL Club de los Poetas Muertos” la cosa cambia y seguramente nos venga de inmediato la imagen de los alumnos levantándose de sus asientos para exclamar aquello del “oh capitán, mi capitán”.

Así, la residencia de esta rígida academia de los años cincuenta les sirve a los jóvenes protagonistas como punto de reunión para poner en común (y en práctica) los ideales enseñados por el inolvidable personaje del profesor John Keating, encarnado por el magistral Robin Williams.

Sin ser escenario protagonista, la vida universitaria y cómo los post-adolescentes se acostumbran a su nueva situación ha sido trama recurrente en otras películas de calado como “Fuera de Onda” (Clueless), la saga American Pie, The Faculty y un largo etcétera donde hermandades como las alfa-beta-gamma han sido más que recurrentes, también en España por parte de obras maestras como Tesis y no tan magistrales como Fuga de Cerebros o Ahora o Nunca.

Deja un comentario