Tratamiento ignífugo madera: para continuar su uso

by:

Cultura SociedadGeneral

tratamiento ignifugo madera

Pocos materiales poseen la misma nobleza, historia y belleza que aquellos que naturalmente provee el madero, y aunque son muchas las alternativas que se descubrieron y están disponibles, evitando así las mayores desventajas, también se buscaron maneras de contrarrestarlas mediante métodos como el tratamiento ignífugo madera.

En virtud de que ha sido usado desde tiempos inmemoriales; debido a la abundancia de árboles en la naturaleza, y su resistencia, flexibilidad y maleabilidad; son muchas las estrategias que se han desarrollado para protegerlo.

Por ejemplo, algunos lacados mantienen alejados a los insectos que pretendan habitar allí, dañando la estructura. O en el caso de la humedad, existen múltiples formas de impermeabilizar la superficie para impedir que se pudra o se recubra de moho.

Y si bien el éxito de estas técnicas eliminó las inquietudes de la mayoría, el mayor detractor y causante de recelos de este material es el fuego, bien conocido por devorar rápidamente la madera al ser combustible.

Por este motivo, se opta por crear imitaciones que dan su aspecto sin tener sus mismas propiedades. Sin embargo, esta triste práctica es incapaz de otorgar el mismo esplendor que emite la caoba, el roble o el pino, y al ser usualmente más baratos, no pueden proveer todos los beneficios.

Soluciones: por qué no escoger un sustituto

Gracias a los aspectos de nuestra sociedad y una vital contribución de la industria televisiva, la madera es asociada con el bienestar, comodidad y prosperidad, y es altamente deseada por esto mismo. Indistintamente de que sea usada con sus colores naturales o se pinte, su textura única es tranquilizante y, por lo tanto, anhelada.

Pero puesto que la seguridad es más importante, la elección parece difícil a menos que se conozca alguna manera de eliminar este riesgo. Y afortunadamente, un triste papel tapiz con la apariencia querida no es el único medio.

Se han creado diferentes tratamientos que recubren la superficie con sustancias ignífugas, aislándole así del calor y las llamas, efectivamente. En casos de pequeños incidentes, es suficiente para protegerle y evitar cualquier daño, y en las peores circunstancias, cuando el fuego devora todo a su paso, le detendrán temporalmente y le permitirán evacuar a usted y a su familia con tranquilidad, seguro de haber tomado una decisión sensata.

Deja un comentario